Agenda común para el transporte, clave para construir movilidad: CISA-METROBUS

12115926_948754398497199_4340617143431156575_n

Pese a discurso de movilidad, 150 mil mdp se fueron a carreteras.

“Movilidad y transporte público impactan calidad de vida y competitividad en las ciudades”, afirmó Marco Padilla, Gerente de CISA-Metrobús en la 13 Asamblea América Latina UITP

Tras realizar un diagnóstico caracterizado por corrupción, ausencia de estructura empresarial, falta de compromiso de las autoridades y carencia de normas claras que ofrezcan certeza jurídica, Marco Padilla, Gerente de CISA-Metrobús alertó sobre la urgencia de impulsar la transformación del transporte desde una agenda que involucre a cada uno de los actores implicados en el tema de la movilidad en México.

Durante su participación en la 13 Asamblea América Latina organizada por la UITP (International Association of Public Transport), donde participaron más de 10 países a través de 260 participantes, el delegado mexicano apuntó que aun cuando la movilidad y el transporte público tienen un impacto directo en la calidad de vida de los habitantes y en la competitividad local e internacional de cada país, en México ambos temas se encuentran ausentes durante la asignación de presupuestos.

Como parte de su ponencia puntualizó que el Fondo Nacional de Infraestructura (FONADIN) ha apoyado a la fecha más de 60 proyectos por un monto de 190 mil millones de pesos, de los cuales sólo 11 mil millones de pesos se han empleado en proyectos de transporte mientras 150 mil millones se destinaron a ampliar infraestructura carretera.

“El transporte público ya ocupa la agenda de todos los gobiernos del mundo y está en algunos casos en primer término, porque tiene que ver con la calidad de vida de los habitantes”, resaltó y apuntó que en muchos países más del 70% de la población vive en zonas urbanas y la congestión del tránsito cuesta anualmente el 1% del PIB.

En el encuentro internacional, representantes de Uruguay, España y Argentina compartieron sus experiencias respecto a los sistemas de pago único, siendo el Financiamiento de Sistemas el tema central de la reunión donde se abordó la importancia de diversificar la canasta de opciones para los proyectos y experiencias de financiamientos cruzados.

Al revisar la situación del transporte concesionado en México, Marco Padilla subrayó la ausencia de normas claras para mantener a los prestadores del servicio de transporte en un marco de certidumbre jurídica; la falta de compromiso de las autoridades normativas, reguladoras y operativas del transporte; la ausencia de estructura empresarial y la presencia de un gremio carente de compromiso y vocación social; además de un clima de corrupción que por décadas ha prevalecido.

Por ello insistió en la necesidad de construir una agenda a través de la cual los líderes transportistas y concesionarios promuevan la profesionalización, la transformación empresarial, así como la inversión, compromiso y eficiencia. Pero también apuntó que es responsabilidad de los gobiernos locales integrarse a esa agenda con respeto al sector, con reglas claras y certeza jurídica, equidad, decisiones técnicas en busca del bien común, tarifas competitivas, una legislación visionaria y transparente, además de la eliminación de la competencia ruinosa.

 

A nivel técnico, Marco Padilla apuntó que la transformación del transporte público obliga la construcción de nuevas flotas, con tecnología vehicular de vanguardia, sistemas de apoyo a la operación, integración tarifaria, calidad de servicio, infraestructura adecuada, profesionalización de los operadores, capacitación y mejores prácticas empresariales.

 

Finalmente, apuntó que no se podrá hablar de una movilidad sustentable mientras no se establezcan tarifas adecuadas, una mezcla conveniente de modos de transporte, un adecuado desarrollo institucional y normativo, así como el desarrollo empresarial del transporte, con una legislación adecuada y transporte limpio vinculado al desarrollo de los proyectos urbanos.